martes, 29 de mayo de 2012

La Doble Imagen


Pues sí, finalmente he conseguido ponerme de acuerdo con esta cosa que tengo por blog y parece que me va a dejar publicar, a pesar de que mi navegador "ya no es compatible con blogger". Parece ser que Blogger lleva muy mal las rupturas amorosas y no quería ni oír hablar del explorer, pero tras una terapia de hora y media larga he conseguido que entre en razón. Por los pelos, eso sí...
Este es el proyecto de Adictos a la Escritura del mes de Mayo, el que tenía por título "la doble imagen", pero también es mi regalo de cumpleaños a un gallego que es mi principal crítico literario, aunque no tengo la certeza de que vaya a gustarle. Sin más preámbulos, aquí dejo mi interpretación de la foto dada y, como quien dice, que sea lo que Dios quiera. Comentaré en cuanto pueda los demás relatos, pero hasta el miércoles no podré ponerme bien con ello porque tengo el último examen ese día. Deseadme suerte con fonética ^^
Ah, sí, aquí podéis leer el hermoso texto de mi compañera inspirado en ésta misma imagen, a ver qué os parece :)
http://kimsoldeinvierno.blogspot.com.es/2012/05/la-calle-gris.html



Era un día gris en una ciudad triste y neblinosa, demasiado húmeda para que sus habitantes pasasen el tiempo en las calles y demasiado apagada para que los niños jugasen en el único parque con árboles de la ciudad. Cerca de aquel parque triste y olvidado, había una serie de sinuosas callejuelas que serpenteaban entre edificios destartalados y, entre todas ellas, un callejón más oscuro que los demás dormitaba en silencio. En el callejón, una figura inmóvil sostenía un paraguas abierto en una burda imitación de “Cantando bajo la lluvia” mientras la silueta de un gato miraba expectante hacia arriba, capturado en el perfecto instante de esperanza que precede a la desilusión. Ambos llevaban mucho tiempo juntos, aunque sin dirigirse una sola mirada, cada uno enfrascado en sus propios pensamientos, centrado en su objetivo. El hombre contenía su felicidad a duras penas, mientras el gato vislumbraba el aleteo de un insecto tiempo atrás desaparecido y se deleitaba con la idea de saltar y atraparlo entre sus dientecillos afilados.

El gato y el hombre pasaban largos periodos de tiempo solos: vivían en un callejón poco recomendable; sucio e intransitado durante el día y oscuro y aterrador durante la noche, pero a ninguno de los dos le importaba. No tenían miedo casi nunca, salvo cuando pasaban muchachos con aerosoles de pintura. Entonces, el gato trataba de esconderse tras las piernas del hombre del paraguas, pero no podía, ya que ambos estaban congelados en aquel instante eterno. Era una vida apacible la mayor parte del tiempo, pero ambos comenzaban a aburrirse esperando un instante que nunca llegaba.

Llevaba tiempo sin llover y el hombre del paraguas se sentía ligeramente estúpido, incapaz de cerrar el artilugio y, en el fondo, esperando que la lluvia regresara porque significaría que, quizás, esta vez sí que saldría de sus labios el ansiado “I’m singing in the rain”. El gato, por su parte, estaba encantado con los escasos rayos solares que lograban filtrarse en el callejón y calentar su suave lomo, aunque eso fuera algo que raras veces sucedía.

Aquel día no hubo rayos de sol que caldeasen el alma del pobre gato, sino que el tiempo parecía más inclinado a conceder el deseo del hombre del paraguas y, poco a poco, el olor que precede a las tormentas de verano fue impregnando el aire. De haber sido capaz de oler algo, el hombre del paraguas se hubiese sentido ansioso y feliz por la inminente lluvia, pero como no tenía modo de hacerlo, permanecía igual de aburrido que siempre, con el brazo cansado por los interminables días en aquella postura forzada.

Rayaba la media noche cuando empezaron a caer las primeras gotas; el corazón de ambos sufrió un aleteo extraordinario y, de haber sido capaces, hubiesen cruzado una mirada que confirmase lo que cada uno había sentido. Como no era posible, permanecieron atentos, sin saber qué podría suceder en aquel callejón que jamás había sido transitado un día de lluvia.

Primero, fueron alertados por un canturreo que se aproximaba lentamente y, de pronto, la figura de un hombre se recortó bajo la lluvia. Un nuevo cosquilleo estremeció el corazón del hombre al ver que el recién llegado llevaba un paraguas, pero la decepción se cernió sobre él cuando éste pasó de largo. A su izquierda, el gato miraba intensamente al transeúnte, como incitándole a darse media vuelta y a hacer… algo, ni él mismo sabía qué. Un gato callejero entró trotando en el callejón con aire de ser el dueño de todo lo que le rodeaba y estudió al viandante con ojo crítico, emitiendo un maullido tentativo. El hombre se volvió de inmediato y retrocedió hacia el animal, que se frotó contra sus piernas melosamente, mendigando alimento y buscando cobijo bajo el paraguas.

Y, entonces, las nubes exuberantes que derramaban sus lágrimas sobre la ciudad se abrieron un poco, apenas lo suficiente como para que la Luna hiciese  su espectacular entrada en el escenario nocturno. Sus sutiles haces de luz se deslizaron perezosamente, como una caricia amorosa, sobre los edificios, hasta incidir directamente sobre los dos hombres del paraguas y los dos gatos. Sin motivo aparente, como embrujados por un hechizo lunar, los recién llegados se movieron hasta situarse delante de sus correspondientes dibujos en la pared y adoptaron la misma pose que ellos. Un rayo cruzó el cielo, seguido por otros en rápida sucesión y, por obra de algún extraño efecto óptico, las sombras de hombre y gato se proyectaron exactamente en el lugar que ocupaban los permanentes habitantes del callejón, ensamblándose con ellas, volviéndose una misma cosa.

Cuando los rayos de la tormenta cesaron, hombre y gato se sacudieron, abandonados por el extraño agarrotamiento del que habían sido presas durante unos segundos eternos; se miraron brevemente y, acto seguido, el hombre se agachó para coger en brazos al empapado animal. El felino se dejó querer, ronroneando con satisfacción mientras dirigía una mirada cargada de inteligencia al astro lunar, mirada que el hombre siguió hasta posar los ojos sobre la pálida esfera. Incapaz de discernir qué había ocurrido pero sintiéndose al fin completo, el hombre sostuvo con fuerza el paraguas y continuó su camino hacia el hogar con el cuerpecito peludo contra su pecho. Sus sombras se arrastraron a sus espaldas, oscuras y casi tangibles.

Tras ellos, en la pared sucia y maltratada por las inclemencias del tiempo y el desgaste de la mera existencia, había dos huecos vacíos, limpios y blancos como recién pintados. Uno tenía la forma de un hombre con un paraguas, el otro parecía un gato mirando la Luna. Durante un segundo, se escuchó nítidamente cómo el hombre tarareaba “I’m singing in the rain”. Luego, la figura desapareció por el otro extremo del callejón y todo quedó en silencio de nuevo.

36 comentarios:

  1. Tal como en el de las sirenas te reclamaba por más espacio para la historia, ahora veo que en ésta es justa y necesaria :P más sería alargarla innecesariamente. Menos, sería no explicarte lo suficiente.

    Es una historia preciosa, mágica, sublime, CREIBLE. No te inspiraste en la imagen, cogiste la imagen y la hiciste tuya, ¡y de qué manera!
    Me dejaste con una sonrisa en los labios y el corazón latiendo al ritmo de la famosa canción, lo reconozco.

    La ambientación del principio me llama la atención por su veracidad, ¿tal vez por estar atrapada en una ciudad que en invierno es tan similar? Tan lluviosa, tan laberíntica, y sin embargo descrita de tal manera que fascina, tanto como fascina la historia del hombre y el gato, y tu forma de describir, haciéndolos parecer incluso móviles en su inmovilidad, en su quiero y no puedo.

    Por supuesto aunque tiene sus pros (que superan) están las contras (para que no me tachen de blanda): tendría que haberte dado tiempo a repasarlo. Un par de veces vi gazapos que se cargan un poco el alma de la historia, hablo de repetir dos veces seguidas la misma expresión (fíjate por ejemplo en el final, "sus sombras se arrastraron tras ellos. Tras ellos, en la pared...") También lo cometo, ¿ves para qué sirve que repaseee? :P

    Por supuesto, sé que a veces no da tiempo a ésto. Gracias por tomarte el tiempo, y un besazo. Suerte en fonética!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh, no te ha gustado la aliteración final!! Es por escribir tanta poesía, que no me apego del vicio de repetir estructuras y sonidos para "cerrarlo". Lo cambiaré, lo cambiaré, para que quede más fluido :p
      Pero repaso la cago porque cuento cómo aparecieron las figuras y qué pasó cuando los transeúntes llegaron a casa...Luego no me hubiese visto capaz de recortar párrafos y me hubiese sentido tan mal como con la historia mutilada del titanic. Hoy, en cambio, tengo paz mental: te recomiendo que lo pruebes ^^

      Eliminar
  2. Genial, un relato muy mágico y fluido. Me sentí transportada a esa calle.

    Me recordó al proyecto de sensaciones que ya hicimos en Adictos.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Patricia O. (o Patokata. No hice el proyecto de sensaciones porque aún no estaba ene l grupo, pero ahora que lo mencionas creo que tienes razón, no es tan diferente :p

      Eliminar
  3. Hola!!!! La verdad es que no sé qué me gusta leer más, si tus comentarios en los proyectos que lees o tu participación.

    Este relato particular con ese final...Con todo ese proceso, las pinturas que creía estatuas, (sí, así soy yo, pensé que eran estatuas jajaja)...¡Es maravilloso!!

    He visto un solo detalle que me suena raro y que no tiene nada que ver con el relato en sí sino con tus peleas con blogger (supongo) la frase: "se miraron un brevemente" creo que el "un" sobra...

    ¡Gracias por leerme y dejarme leerte!!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, te conozco de hace unos veinte comentarios por blogger y pocos más por el Face y ya te tengo un cariño de la leche, que lo sepas :p
      Te adoro, voy a cambiarlo ahora mismo, que se me escurrió ese "un" porque creo que no quería repetir instante o algo parecido (es que este mes probé un consejo de mi profe de literatura y periodismo y escribí "en caliente", sin repasarlo días después en busca de esos fallos).
      A mí me gustó mucho tu relato ^^

      Eliminar
    2. Ay qué lindo!!! Eso de llevar la cuenta por número de comentarios jajaja.... Ya en serio.... Me gustó mucho todo... Y esas son tonterías menores que no le quitan la calidad al relato ^^

      P.D.: Yo también te adoro!!!

      Eliminar
  4. Xenariana, es la primera vez que leo un relato tuyo. Me encantó las palabras que emanaron de tu corazón para interpretar aquella sombría y triste imagen.

    El texto se me hizo realista, con respecto a que la historia que nació de la ilustración es muy apegada a ella y no te quedó nada mal.

    ¡Sigue escribiendo!

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, muchas gracias, Karuna. Debo reconocer que al principio no estaba muy contenta con la imagen que me había tocado y tenía un poco de "envidia" de otras parejas que tenían fotos más de mi estilo, pero creo que el resultado final no ha sido tan malo como me temía al ver la foto por primera vez. Es increíble, porque por más que la miraba no me inspiraba nada y luego, de repente, un día vi la historia con total nitidez, como si hubiera estado siempre ahí. No se, me ha gustado la experiencia, la verdad.

      Eliminar
  5. Me encanta tu relato. Escribes muy bien. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dolly Gerasol, por leerme y comentarme. Si luego con tiempo encuentras algo concreto que pueda mejorar, te agradecería mucho que me lo dijeras :)

      Eliminar
  6. ¡Qué chulo! Sin darme cuenta estaba yo tarareando la canción y no he podido evitar ponerla en el ordenador mientras leía.
    Me gusta tu forma de narrar, es muy clara y te envuelve en el relato haciéndote imaginar cada detalle.
    ¡Me gustó el relato, me ha resultado original y entretenido!
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Osnolasaga, por ser tan amable de leer y comentar mi relato ^^ No se pasa mucha gente por aquí y siempre me hace mucha ilusión ver un comentario nuevo :) Me alegra muchísimo que te haya gustado, pero si encuentras algo que crees que se podría mejorar agradecería mucho que me lo dijeras ^^

      Eliminar
  7. Me he partido la caja con lo del cariño de la leche, es que te ha salido del alma, lo menos.

    Poco que añadir a lo que ya te han dicho, si acaso, que parece que la imagen la han hecho a partir de tu escrito. Sin duda de los mejor que he leído hasta ahora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Xeraniana: Tuviste toda una pared,para pintar las deleitosas letras con que jugaste con un hombre, la lluvia y un gato.
    Sencillamente ¡M A G N Í F I C O! : Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Senvillamente perfecto. Me ha gustado mucho tu forma de expresarte, como encaja todo con la imagen.... Ni sobra ni falta nada. Perfecto.
      Un beso, Lydia.

      Eliminar
    2. Gracias, chicas, vuestro entusiasmo me ensancha el corazón ^^
      A mí también me gustaron vuestros relatos (el tuyo me llegó al alma, Dora Ku, porque siempre me he sentido totalmente incompatible con el estereotipo de la mujer perfecta... lo que enlaza perfectamente con el tema del relato de Loki, que me ha recordado que ya de niña era poco femenina xD). Ha sido un placer leeros y me siento muy honrada por el hecho de que me hayáis leído.
      ¡SUerte con el tema del próximo proyecto!

      Eliminar
  9. ¡Ah! Veo que ya ha aparecido el mensaje...

    Pasó que se me fue la conexión en el momento crítico, y quizá los bits han estado vagando por tu callejón hasta que de un coletazo el gato los ha enviado a sitio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, parece ser que blogger te considera spam, lo siento en el alma xDDD SI no llega a ser por la buena de Maga, aquí sigo yo sin saber que tengo un "gorila" virtual que me censura los comentarios xDD
      Gracias por pasarte por mi antro de locura xD
      Bicos!

      Eliminar
  10. Xenariana, solo tengo algo que decir: ¡GENIAL! Todo está genial, me encantó ese toque que le diste. Pintaste la trama de la forma más creativa. Me recordó a El Señor Presidente, no lo digo en mal sentido, sino en el sentido más positivo... porque eso fue lo mismo que me hiciste sentir mientras leía tu relato. Esa misma sensación atrapante... simplemente ¡genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, gracias, Abi, da gusto gustar xD
      Lo de "EL Señor Presidente" no me suena, lo cual es una muestra más de mi terrible incultura en la mayor parte de los campos jeje. Si vuelves a pasarte por aquí (o te identifico por facebook) me gustaría mucho que me dieses más pistas, porque me ha entrado la curiosidad xDD
      Por cierto, si se te ocurre algo que pueda mejorar el relato, porfiiii dímeloooo

      Eliminar
  11. Hola, Xenariana!

    Tu relato está muy bueno, muy interesante y original la historia, aunque he de admitir que se me antojó un poco redundante la parte anterior a que aparecieran el hombre y gato reales.
    Tienes por allí un "al" colado en "se cernió sobre él al cuando éste pasó de largo".
    Por cierto, te recomiendo usar Chrome en vez de Explorer. El Explorer siempre va a dar problemas con todo, es un histérico y te pedirá que actualices complementos todo el tiempo. Muchas páginas hace rato que ya no son compatibles con él. Yo uso Chrome y me encanta porque es más sencillo y más rápido. Mozilla Firefox es otra opción, aunque a mí suele congelárseme, no sé si a causa de usar Windows Vista...

    En fin, que tengas buen fin de semana! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, me he pasado al Chrome para el blog, porque si no era incapaz de ver lo que estaba haciendo xDD
      Mmmm... es verdad, tal vez me he pasado con la atmósfera opresiva... Si es que es un asco, a mí lo que se me da bien es hacer diálogos, pero con ésta foto fui incapaz xDD
      Gracias por tu comentario, Maga, a ver si el mes que viene soy un poco más fluida ^^

      Eliminar
  12. Ah, espera... vengo del callejón con señor gato a mi lado. XD! Un relato excelente Xenariana, todo un gusto leerte y muchas gracias por aconsejarme con mi escrito, poco a poquito voy aprendiendo más gracias a sus consejos.

    Saludos
    Rossiel Black~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, muchas gracias por tu comentario, Rossiel, ha sido un placer leerte y me alegra que no te hayas tomado a mal mi obsesión con las preposiciones xDDD
      Besos!

      Eliminar
  13. Xenariana es la primera vez que leo algo tuyo y he de decirte que tu forma de escribir me encanta. No solo te has inspirado en la fotografía, le has dado vida. Ha sido un placer para mi leer tu relato, creo que al fin esas figuras pintadas en la pared están contentas con lo que son...Besisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por pasarte por mi antro de perdición, Charo ^^ Espero que estén contentas, al fin han vuelto a ser lo que deberían :p

      Eliminar
  14. Mmmm, un relato cargado de misticismo. Algo mágico que empapaba a las sombras y algo misterioso que termina por darles la vida que ansían...
    Muy bien redactado. Me ha gustado mucho.
    Y por ahora, "señorita ogro" ;), sólo puedo decirle: chapeau!

    Muack! Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchísimas gracias oolataniooo (pedazo de chacho de trozo de nick que te has buscado xD) por pasarte por aquí y comentar. Por favor, siéntete libre de diseccionar mi texto en busca de frases inadecuadas o preposiciones malvadas que se cuelan sin permiso :p

      Eliminar
  15. Saludos!
    Un gusto leerte :)
    La verdad, que me ha fascinado tu relato, se me hizo de lo más lindo y esperanzador, simplemente me atrapo y me dejo un muy buen sabor de boca.
    Agradezco mucho que hayas compartido tu creación, como dirian en mi tierra "¡Te la rifaste!" osea te arriesgaste y te alió MUY bien :)
    Enhorabuena, espero leer más de ti pronto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Lunella ^^ Estaba descolocada porque no había leído tu relato, pero creo que al final no has participado ¿no? A ver si te animas con la propuesta de este mes, que promete ser muy divertida :p

      Eliminar
  16. ¡Xenariana! Es un relato magnifico *-* Ni siquiera puedo describir lo que sentí con ese final, perfecto :) ¡Muchas felicitaciones! ¡Eres una gran escritora! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Maria Od! Me alegra que te haya gustado, a mí también me arrancó una sonrisa bien grande tu relato :) Y atengo ganas de leer la propuesta de este mes :p

      Eliminar
  17. Absolutamente perfecto, lo amé completamente desde el inicio hasta el final. Espero poder seguir leyendo mas relatos tuyos.
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por pasarte por aquí, Kate PB ^^ Espero que avises cuando tengas ampliada tu historia de la semi-demonio semi-súcubo, estoy segura de que de ahí te va a salir algo muy interesante ^^

      Eliminar
  18. Exquisito. Bien redactado, lenguaje claro y fluído, ambiente mágico. Te hace entrar en el relato y te hace sentir lo mismo que los personajes. Un final perfecto y feliz, no se puede pedir más. Sigue escribiendo!!! Ya sabes lo que quiero decir...

    ResponderEliminar